Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. más información

Aceptar

¿Puedo comprar y tener en casa un animal salvaje?

La tenencia privada de determinados animales salvajes está permitida legalmente. El adoptante de un animal salvaje es el único responsable de por vida del bienestar, estado sanitario y de salud, control y responsabilidad legal del animal. 

En general, los animales salvajes deben mantenerse en cautividad para garantizar las medidas de seguridad necesarias para evitar daños materiales, a las personas, a animales de otras especies, y al medio natural. En ningún caso, se pueden liberar en la naturaleza y tampoco pueden ser exhibidos ni paseados por los espacios públicos.

Se debe tener suscrita una póliza de seguro de responsabilidad civil (ver normativa sobre animales potencialmente peligrosos).

Tampoco hay que olvidar que algunos de estos animales están en peligro de extinción, por lo que es muy importante tener presente todos los requerimientos legales de su tenencia y comercialización (normativas abajo).

La mayoría de estos animales son capturados del medio natural. Su compra siempre fomenta el tráfico de animales. Además, muchos mueren por el estrés del transporte o por inadaptación por lo que se requiere usar/transportar un mayor número de animales para que finalmente puedan llegar al menos algunos de ellos a nuestro continente.

Por todas estas razones desde FAADA recomendamos NO comprar ni tener animales salvajes.

Normativas sobre comercio y tenencia de especies protegidas según CITES: