Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. más información

Aceptar

Convivencia respetuosa - Colonias de gatos

  • ¿Quién tiene que intervenir en el control de las colonias de gatos ferales?

    Los gatos ferales que viven en nuestros municipios y ciudades tienen que ser controlados para impedir la sobrepoblación y mejorar la convivencia.  Así también ayudamos a los gatos mejorando su salud de forma considerable y prevenimos el contagio de enfermedades entre los felinos.

    La ley de protección de los animales catalana (Decreto Legislativo 2/2008 del 15 de abril, por el cual se aprueba el Texto refundido de la Ley de Protección de los Animales) establece en su artículo 16.1 que corresponde a los ayuntamientos recoger y controlar los animales abandonados, perdidos o asilvestrados, y controlar a los animales salvajes urbanos.

    Por tanto, los ayuntamientos tienen la obligación por ley de intervenir destinando recursos para la esterilización de los gatos. Tanto la Generalitat de Cataluña como algunas Diputaciones, tienen partidas presupuestarias para este fin dirigidas a los ayuntamientos que las soliciten. 

    En Cataluña está prohibido el sacrificio de los animales de compañía en los centros de acogida desde hace aproximadamente 9 años, por lo que la actuación más efectiva de control que tienen los ayuntamientos es la esterilización. La opción de retirarlos, además de ser económicamente inviable, no soluciona el problema ya que se crea el conocido como “efecto vacío” que permitirá que en poco tiempo se vuelva a instalar una colonia de gatos no controlada. Además, se sigue así sin solucionar el problema que implica la reubicación: es inviable retirar todos los gatos del municipio e ingresarlos en centros de acogida porque se provocaría un hacinamiento que perjudicará su calidad de vida. Los gatos ferales son animales que no pueden ser adoptados.

    Si sabes de una colonia de gatos no controlada, puedes presentar una instancia por registro en el ayuntamiento informando de la situación y solicitando al ayuntamiento que intervengan esterilizándolos. Si el ayuntamiento no contesta o la respuesta que dan es que no destinan recursos a este fin, se puede presentar una queja ante el Síndic de Greuges por silencio administrativo y/o por incumplimiento de sus responsabilidades.

    Si es posible, es importante poder dejar constancia de la voluntad de colaborar en el proyecto, ya que en ocasiones la falta de intervención es debido a los escasos recursos humanos para poderlo llevar a cabo.

    Alcance: Cataluña