Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. más información

Aceptar

¿Qué problemas manifiestan los elefantes usados en circos?

En la instalación de un circo los elefantes suelen pasar la mayor parte del día en remolques, en pequeños cercados electrificados o encadenados por sus patas, apenas capaces de andar un paso o dos.

Sus salidas diarias a la pista no son adecuadas para cubrir estas necesidades gigantescas de movimiento y de ejercicio para grandes mamíferos como ellos.

En los circos, para evitar que orinen en la pista, sólo les da agua muy temprano en la mañana y tarde en la noche después del último show.

Los elefantes viven en entornos donde hay muy fácil acceso a grandes superficies de agua como lagos o ríos. En los circos no hay acceso a baños, ni siquiera de forma artificial.

Todos estos componentes de su bienestar social y fisiológico tan necesarios para ellos son completamente ignorados.

Como consecuencia pueden tener problemas de:

  • Comportamiento: estereotipados como zigzaguear, balancear la cabeza y mecerse para compensar su falta de movimiento. También pueden caer en comportamientos agresivos provocados por el estrés de estar incapacitados de reaccionar ante ciertas situaciones.
  • Articulaciones: artritis y cojera derivadas del encadenamiento durante largos periodos de tiempo o de una presión excesiva sobre las articulaciones al forzarles a tomar posturas inapropiadas.
  • Piel: por la incapacidad de tomar baños de arena y bañarse. El barro actúa como protector solar y ante otras agresiones externas.
  • Pies: cuando están encadenados, deben permanecer entre sus propios orines y excremento. Esto puede provocarles putrefacción en las almohadillas de sus pies y quemaduras de orina en las patas. También se observa crecimiento excesivo de la pezuña, uñas agrietadas y cutículas infectadas.

Tampoco podemos olvidar que estamos hablando de animales muy sociales que en su estado natural viven en grandes manadas. En cautividad nos encontramos con elefantes que viven solos o en grupos muy reducidos (de 2-5 individuos máximo).