Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. más información

Aceptar

¿Qué hago cuando ya no puedo hacerme cargo de mi animal de compañía?

Antes de adoptar o comprar un animal de compañía es muy importante que te informes bien de las necesidades de la especie y que seas consciente de la responsabilidad y de los gastos que supone la integración en tu familia: alimentación, bienestar físico y psíquico, y controles veterinarios, entre otros.  

En el caso de que realmente exista un motivo de fuerza mayor, lo más recomendable es que el animal se quede a cargo de un familiar o persona conocida. También puedes contactar con una asociación de protección de los animales para que te informe bien o quizás te ayude a gestionar su adopción.

Debes tener en cuenta que el abandono de un animal constituye una infracción administrativa, grave o muy grave, según las leyes de protección de animal de cada comunidad autónoma, así como una falta penal de conformidad con el actual Código Penal, si puede peligrar la vida o la integridad del animal.

Más información: