Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. más información

Aceptar

¿Por qué deberíamos evitar la palabra “mascota”?

En el diccionario de la RAE,  el término “mascota” hace referencia, a “persona, animal o cosa que sirve de talismán, que trae buena suerte”. En el ámbito de los animales de compañía, la palabra “mascota” puede tener cierta connotación de “posesión para el disfrute y el entretenimiento de su cuidador”. Es un término utilitarista que anula y cosifica a aquellos animales con los que convivimos convirtiéndolos en un mero objeto de consumo del que podemos disponer como un bien y no como seres sintientes que son.

Los animales deben ser respetados según sus propias necesidades y no según la utilidad que tienen para las personas. El uso de una terminología “ética” es una herramienta más que tenemos a nuestro alcance para conseguir un cambio en la percepción que la sociedad tiene de los animales no humanos.