Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, estás aceptando nuestra política de cookies. Pero puedes cambiar la configuración en cualquier momento. más información

Aceptar

¿Los delfinarios llevan a cabo programas de conservación o investigación?

Eso es lo que se puede leer en la página web o folleto informativo de cualquier delfinario. La realidad es que los delfinarios producen muy pocos estudios científicos. Muchos de ellos se centran básicamente en probar nuevos métodos de manejo de los animales, enriquecimiento ambiental o, últimamente, formas de medir el estrés. Estos estudios no contribuyen a la conservación de las especies en su hábitat natural, sino que sirven de justificación para continuar manteniendo cetáceos en cautividad.

Los delfinarios alegan que su aportación a la conservación son sus programas de cría en cautividad, pero casi ninguno participa en programas para las especies de cetáceos más amenazadas como el delfín de río Yangtze (Lipotesvexillifer, actualmente extinguido) o la vaquita (Phocoena Sinus). De todas maneras, los proyectos de cría en cautividad de los delfinarios son poco viables y poco efectivos, ya que son endogámicos y presentan poca variedad genética.

Más información: